Centro de Apoyo a la Integración Escolar
Abordaje Interdisciplinario del niño, adolescente y familia

Integración Escolar

Integrar es tender puentes.

Ser puente significa:

  • Facilitar el contacto entre dos realidades.
  • Mediar entre la persona con discapacidad y su aprendizaje.
  • Brindarle los apoyos necesarios para desplegar su capacidad.
  • Favorecer a través de las intervenciones su inclusión en el grupo de pares.
  • Integrar la diferencia, sin negarla facilitar el contacto entre dos realidades.

Entendemos la Integración Escolar como el proceso a través del cual a un niño o adolescente, en el caso de que su discapacidad permanente o transitoria lo permite, se le brindan los apoyos necesarios desde el punto de vista social o pedagógico, para con concurrir a la escuela común.

Hablar de Integración Escolar supone adoptar una postura, un posicionamiento frente al sujeto con necesidades educativas especiales y su familia.

Implica desde el inicio concebir a la escuela como una institución que debe estar abierta a la diversidad, respetando el derecho a la educación para todos los niños. Supone respetar las diferencias, los tiempos y las posibilidades individuales de cada alumno.

Es fundamental crear una red en la que cada uno asuma roles bien definidos, ya que permite que los padres, la escuela, los docentes, el equipo externo que supervisa la integración y los terapeutas del niño se encuentren interactuando y compartiendo criterios para favorecer el desarrollo de dicho proceso.

"Integrar a un niño en una escuela
significa mucho más que adjudicarle un profesional de apoyo a la integración escolar."

En todo proceso de integración escolar se trabajan los ejes pedagógicos y sociales, privilegiando las necesidades de cada alumno integrado.

"Miramos a la persona desde su capacidad para optimizarla,
esto implica integrar la diferencia sin negarla."

Somos respetuosos de la individualidad de cada sujeto, por lo que para designar un profesional de apoyo es imprescindible mantener una entrevista con el niño o adolescente, así como con sus padres para conocer su historia, su desarrollo, el recorrido de sus aprendizajes, evaluar sus capacidades, el entorno escolar al que asiste.

También es importante tomar contacto con sus terapeutas y fundamentalmente con la escuela.

Una vez que obtenemos esta información es que podemos pensar en un perfil adecuado para realizar esta integración escolar.

"Se trata de brindarle herramientas para desplegar sus capacidades."